QUE ES UNA PRELATURA?

 

 

Es una parte de la Iglesia, compuesta por determinados fieles y se halla estructurada de modo jerárquico, con un Obispo  Prelado,  que es su cabeza y principio de unidad,  y con sacerdotes y diáconos que colaboran con él.

 

La prelatura, es erigida para llevar a cabo obras pastorales o misionales en favor de varias regiones o de diversos grupos sociales.

 

la prelatura, realiza su misión pastoral, en favor de los fieles de la misma, que revisten un carácter particular, en función de su perfil y necesidad pastoral.

 

En el caso de la Prelatura Apostólica Corpus Christi,  esta se dedica a evangelizar aquella porción de la iglesia, que acepta el celibato, no como una condición sine-cuanon, para ejercer el ministerio ordenado, en cualquiera de sus tres grados: (Episcopado, Presbiterado y Diaconado), sino como una opción personal y voluntaria del candidato a ordenarse, que también puede optar por la vida conyugal, sin que esto obste para que sea ordenado, y ejerza su ministerio.

 

 

 

Aceptar el matrimonio en los ministros ordenados, es cuestión de formación doctrinal, de un proceso de des-aprendimiento, y de encuentro cercano con la historia de la iglesia, y con lo que la Sagrada Escritura dice al respecto en las cartas Paulinas.   Pero sobre todo, es  un proceso de inculturación  de dicha practica, de forma pedagógica, sin tintes de herejía, apostasía, ni oposición a la Iglesia Universal.   Es preparar el terreno, para una decisión que mas temprano que tarde, ha de tomar la jerarquía eclesiástica, aunque sacrifiquemos lo que algunos denominan “Oficialidad”, por el hecho de no estar en comunión con el Obispo de Roma. (Comunión que se interrumpe, por la desobediencia al celibato obligatorio, como disciplina para los ministros ordenados).    Aunque dicho sea de paso, ningún texto de la sagrada escritura, indica que estar en comunión jurisdiccional con el obispo de Roma, sea condición necesaria para la salvación.   En todos los demás aspectos, nos declaramos en comunión espiritual con la Santa Iglesia Católica.